Blog Single

¿Qué es un hotel boutique?

A Boutique Hotel es un hotel pequeño e íntimo, que se encuentra en un entorno de diseño elegante con un toque personal. Un hotel boutique tiene su propio carácter y se distingue de las otras (grandes) marcas de hoteles. Es fiel a su herencia y ofrece a los huéspedes un servicio personalizado. La mayoría de los hoteles boutique suelen estar situados en el centro y en muchas ciudades populares.

Puede reconocer un Hotel Boutique por las siguientes características:

Tamaño: Pequeño y compacto con 10 a 100 habitaciones, con una sensación de intimidad y privacidad
Individualidad: debe ser única y con personalidad.

Diseño: La arquitectura y el diseño interior son únicos y de alta calidad. La decoración, la estética y la atención a los detalles, a menudo temáticos, son típicos de un hotel boutique.

Carácter: Tiene un espíritu independiente los hoteles pueden ser muy diferentes entre sí y todos tienen un estilo único. Divertido y divertido, moderno y poco convencional.
Ubicación: Suelen estar situados en las zonas urbanas más modernas y de moda. En lugares de moda, vibrantes y prometedores o en zonas residenciales de alto nivel.

Cultura: Fieles a su herencia, celebran el sabor local.

Servicio: Un servicio excepcional y muy personalizado es crucial para los hoteles boutique.

Gastronomía: La cocina de moda y de producción local es auténtica y de alta calidad.

Clientela: Es individual y moderna, como los propios hoteles. De los baby boomers a los millennials. Son elegantes, están a la moda y son chic.

Terra Boutique Hotel Kamber Di Terra

La historia de los hoteles boutique

El término se utilizó inicialmente en Estados Unidos y el Reino Unido. Aunque los primeros hoteles boutique se abrieron en Londres y San Francisco en 1981, el término «boutique» se originó en 1984, cuando Ian Schrager y su socio Steve Rubell abrieron el Hotel Morgans en Nueva York.

Además, en esta época surgieron las grandes cadenas hoteleras Marriott, Holiday Inn y Hilton. A medida que las cadenas florecieron, otros hoteles quisieron diferenciarse del resto y exploraron nuevos e innovadores servicios para los huéspedes para crear esa sensación única. Además de introducir servicios innovadores, como una oferta de servicio de habitaciones de 24 horas, Ian Schrager y Steve Rubell idearon este nuevo concepto. Este nuevo concepto se hizo enormemente popular y fue recogido por otros empresarios. A estas alturas, un hotel boutique es un gran concepto, tan grande que las conocidas cadenas hoteleras ya no pueden ignorarlo y están invirtiendo en él.

Requisitos de un hotel boutique

No existen requisitos estrictos para crear hoteles boutique, aunque sí hay algunas «pautas» por las que se puede saber si el hotel en el que se encuentra es un verdadero hotel boutique. Sin embargo, la mayoría de los hoteles siguen algunas pautas que les ayudan a entrar en esta categoría.

Aunque no todas se siguen de forma igual de estricta, suelen cumplirse y pueden verse en casi todas partes.

He aquí algunas de las características más distintivas de los hoteles boutique:

– Menor tamaño
– De carácter único
– Presta gran atención al diseño
– Situado en zonas de moda
– Servicios personalizados
– Gran selección de cosas que hacer

1. Menor tamaño

Los hoteles boutique suelen ser de tamaño reducido, entre 10 y 100 habitaciones (máximo 150). Además, también hay suites disponibles.

Además, suelen ser más íntimos que otros hoteles, por lo que el servicio es mucho más personal. Sin embargo, a menudo vemos que los hoteles boutique de mayor categoría tienen menos de 30 habitaciones. Esto también se debe, en parte, a que se mantiene a pequeña escala y se convierte en un hotel especial.

2. De carácter único

Los hoteles boutique suelen esforzarse por crear un carácter propio en su espacio.

Aunque formen parte de una cadena hotelera, se aseguran de ofrecer a sus huéspedes la experiencia de un Hotel Boutique de lujo.

En la actualidad, la mayoría de los hoteles operan de forma independiente, aunque las grandes cadenas hoteleras están creando bastantes hoteles centrados en un menor número de habitaciones, ubicaciones únicas, un restaurante con ambiente y otros elementos únicos que caracterizan a un hotel boutique.

3. Presta mucha atención al diseño

El diseño es una de las formas más fáciles de crear características únicas. Por eso, la mayoría de los hoteles boutique prestan mucha atención a perfeccionar hasta el más mínimo detalle de su espacio.

Suelen combinar una arquitectura interesante, muebles artísticos y jugar con la decoración para crear un carácter. También se suele asignar un tema al hotel para que sea lo más único y exclusivo posible.

4. Situado en zonas de moda

Como ya se ha dicho, no hay reglas fijas para un hotel boutique, pero sí vemos que algunas características se repiten constantemente. Por ejemplo, la mayoría de los hoteles se encuentran en zonas de moda, en el corazón de los lugares culturales de la ciudad. Suele ser un lugar excelente para los viajeros, ya que es de fácil acceso. Además de una buena ubicación, los propietarios de hoteles también buscan lugares que tengan mucho que contar. Así, los propietarios quieren ofrecer a sus huéspedes una experiencia especial. Por ejemplo, muchos hoteles se realizan en lugares históricos, aprovechando estos lugares únicos, los hoteles se aseguran de seguir siendo exclusivos.

Los hoteles de las zonas más grandes (de moda) no siempre están situados en el corazón de los lugares culturales. Algunos se encuentran a lo largo de calles muy transitadas, y otros en una calle trasera, o a veces incluso en zonas residenciales. Aun así, son fácilmente accesibles para la ciudad.

Al mismo tiempo, la comodidad y el servicio varían de un hotel a otro. Pero una cosa es cierta: dan prioridad a ofrecer una opción cómoda para llegar a los mejores lugares culturales y artísticos.

5. Servicios personalizados

Como la mayoría de los hoteles boutique son más pequeños, también pueden ofrecer un servicio más personalizado a sus huéspedes.

En especial, algunos pueden ofrecer servicios a medida, mientras que otros proporcionan una guía completa de la zona, según sus preferencias.

Cada hotel tiene su propia manera de hacerlo. Pero hacen todo lo posible para que lo pases bien durante tu estancia. Por ejemplo, es posible participar en varios eventos desde el hotel. Para garantizar la calidad, el hotel suele organizarlos él mismo y no trabaja con socios. También para seguir garantizando un servicio personalizado, por lo que a menudo se organizan visitas a la ciudad, eventos, veladas musicales, presentaciones de libros, conferencias, etc.

6. Gran selección de cosas que hacer

Los hoteles boutique suelen centrarse en lo que ofrece la ciudad, lo que se refleja principalmente en la cultura, el arte, la decoración y la comida. La mayoría de los hoteles se aseguran de incorporar estos detalles a lo que ofrecen a sus huéspedes. Ya sea destacando a los artistas locales o sirviendo ingredientes producidos localmente, estos factores siempre están arraigados en los hoteles boutique. Esto los hace más atractivos que nunca para los viajeros que quieren vivir un lugar de la forma más auténtica posible.

Diferencia entre un hotel boutique y un hotel

Aunque los hoteles boutique siguen siendo técnicamente un «hotel», hay bastantes diferencias en comparación con una cadena hotelera tradicional.

En primer lugar, como ya se ha mencionado, dan prioridad a la creación de su propia personalidad y carácter.

A diferencia de la mayoría de los hoteles, a los que no les importa tener el mismo estilo de alojamiento, los hoteles boutique se esfuerzan por destacar y ofrecer a sus huéspedes una estancia única. Esto suele dar lugar a elecciones excéntricas y eclécticas.

Además, los hoteles tradicionales suelen apostar por ofrecer servicios increíblemente lujosos a sus huéspedes para crear una experiencia única; mientras que los hoteles boutique se centran en ofrecer servicios y eventos para resaltar esa experiencia para sus huéspedes.

También hay una gran diferencia cuando se trata del mercado al que sirven.

En comparación con los hoteles tradicionales que se dirigen al público en general, los hoteles boutique tienden a dirigirse a los viajeros que les gustan las cosas «de moda» y «con estilo».

Sus huéspedes suelen ser desde millennials hasta baby boomers que disfrutan de espacios creativos y únicos.

También suelen dirigirse a viajeros de clase media que quieren disfrutar de la intimidad y el lujo de una estancia en un hotel sin gastar demasiado. Y el precio varía en función de la ubicación y los servicios del hotel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Omnibees - Intelligent Hotel Distribution
Book Now